relatos podcast
 inicio  nuevo relato  relatos  podcast  noticias  contactar  FAQ
 Suscripciones por RSS
podcast
Agregar a iTunes
 Otros Proyectos
 Licencia

Licencia de Creative Commons
aviso legal

relatame está desarrollado y mantenido por Alvaro Morala e Inés Adelaida Hidalgo (contactar)
política de privacidad

Pasiones prohibidas


inicio relato -  relato completo -  versionear relato -  continuar relato

cap. 2 - PASIONES PROHIBIDAS.CAP 2.La mujer vestida de blanco.


 << Cap. 1 |     crear final alternativo -  votar:

  Un solo manotazo y lo había lanzado al piso...era alto y tenía mas fuerza que él.

autor: NUBIA 
fecha: 02/11/2006 
valoración: 4.8   lecturas: 2898
escuchar:                                                   pon voz a este capítulo
En la cárcel Caudet recordaba lo sucedido en pocos segundos .Ahora estaba preso y solo había salido apagar la luz después de cerrar, cuando tropezó con el policía que lo golpeó .No hubo testigos, solo la mujer que Caudet se atrevió a mirar, pero por las marcas de su rostro se notaba que el policía lo había atacado Un solo manotazo y lo había lanzado al piso. Desde allí miró al hombre uniformado que había descansado la mano en su cara. Era alto y tenía mas fuerza que él, solo, que no previno que en su destreza Caudet sacó el cuchillo, se levantó y lanzó un solo golpe. El uniformado cayó muy cerca de él en medio del charco de sangre. El arma había perforado con fuerza, muy cerca del corazón .Lo había provocado, y este era su final.Ella había quedado libre.
La había conocido tres después de llegar a la Barceloneta y comprar el viejo bar que le había vendido un amigo en el barrio de los pescadores. Atravesaba la playa cada mañana y llegaba a bar-restaurant donde estaba el mirador y donde el olor a pescado fresco llenaba el mediodía de la playa. Se había enamorado también de los atardeceres que se deslizaban sobre la playa El cobraba como critico literario y había reunido dinero para comprar el restaurant, Vivía en el mar, y salía cada amanecer en las barcas de pesca y competía en la captura de especies marinas raras y de gran tamaño, cuando la vio llegar en el lujoso yate que atracó en el puerto. Vestía un traje mañanero blanco y un ligero sombreo de ala que cubria su cara bronceada por el sol y formaba parte del jurado de la competencia de pesca de aquel soleado día cuando empezó su historia. Esa tarde recostado en una hamaca leía las palabras de Vallejo .”Me moriré en Paris con aguacero, un día del cual tengo ya el recuerdo”, había profetizado el menesteroso Vellejo, poeta peruano que quiso ser millonario. Caudet recitaba sus versos
Un hombre está mirando una mujer
Está mirándola inmediatamente
Con su mal de tierra suntuosa
Y la mira a dos manos
Y la tumba a dos pechos
Y la mueve a dos hombres. NUBIA


Comentarios


comentar capítulo
Bravo, bravísimo
Autor: Sexton Blake  Email:   url:   fecha: 02/11/2006

No tiene nada de novela negra; parece escrita por Corin Tellado.
Autor: anónimo  Email:   url:   fecha: 04/11/2006

Ja ja que bien. Espero por el Señor Silver Kane quien empezó este relato, pero de todas maneras no te adelantes ni te quedes, tambien en medio de la brisa ,se planean grandes crimenes, en las novelas no se puede llegar matando a todo el que se atraviese en el camino, primero hay que tomar un vino con calma y mirar la lista de las posibles victimas, SIN DOLOR EN LA MANO. Saludos NUBIA
Autor: NUBIA  Email:   url:   fecha: 04/11/2006

UN comienzo ecscabroso y una continuacion dulce
Que nos espera en el proximo capitulo?

Autor: El Pistolero  Email:   url:   fecha: 04/11/2006