relatos podcast
 inicio  nuevo relato  relatos  podcast  noticias  contactar  FAQ
 Suscripciones por RSS
podcast
Agregar a iTunes
 Relatos Nuevos

ver todos los relatos

Título Votos
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
 RACESRANK: runner, ayuda a otros corredores y a los organizadores de carreeras
 Licencia

Licencia de Creative Commons
aviso legal

relatame está desarrollado y mantenido por Alvaro Morala e Inés Adelaida Hidalgo (contactar)
política de privacidad

CARTA A JOHN LENNON...


inicio relato -  relato completo -  versionear relato -  continuar relato

cap. 2 - Yoko se salió con la suya.


 << Cap. 1 |    | Cap. 3 >>   crear final alternativo -  votar:

  El gordinflón que mató a Lennon, y que hoy se encuentra en casa de penas pena de la gran manzana, tan solo fue instrumento en manos de una mente superior.

autor: everett 
fecha: 07/01/2006 
valoración: 3.8   lecturas: 4609
escuchar:                                                   pon voz a este capítulo
 relatame - 02/03/2006
  Contacto: info(arroba)relatame(punto)com - http://www.relatame.com
  comentario del autor:
Sí, querido amigo. Tú, que has iniciado este relato "sin pudor y con fervor", no sabes algo que, ahora, cuando te lo diga, va a cambiar tu vida.
Querido amigo, John Lennon no fue asesinado. Bueno si, no nos confundamos. Su cuerpo murió, baleado por ese gordo con cara de pederasta. Pero el fofo fue el instrumento de un superior autor intelectual: al alimón su esposa Yoko y un alienígena de Titán, luna de Saturno. Los dos, de consuno, como si de uno solo se tratara, elaboraron plan para acabar con la vida del bardo que tanto te gusta.
Y te preguntarás: ¿Por qué? ¿Por qué esa esposa que tanto quería a su marido se iba a coaligar con un ser extraterrestre que en nada se parece a un humano: su aspecto el de un molusco con ventosa en su parte inferior, para acabar con el que dices te contaba cuentos infantiles por las noches?
La razón del alienigena es evidente; con la muerte de Lennon eliminaba a molesto competidor en la música universal (había olvidado decirte que el extraterrestre era músico genial, tocaba la armónica como nadie)
Pero, pero, ¿y Yoko? ¿Qué conseguía Yoko?
Pues lo de siempre, dinero.
Y tú dirás, el dinero ya lo tenía.
Sí, cierto; pero lo quería para crear una compañía de telecomunicaciones: telefonía, televisión, etcétera, compañía de la que nada quería oir Lennon.
Por eso urdió el plan, para acabar con su marido, para disponer del dinero con el que crear la compañía.
Y mató a su marido y creó la compañía, la companía ONO.
Y hoy no tenemos a Lennon; pero tenemos algo más importante, que llega a todos los hogares (bien, es verdad, hay sitios que todavía no; ya llegará), teléfonos cuyos números no figuran en las páginas blancas y cadenas de televisión ultrafascistas como la fox.
Lo siento, amigo; lamento haberte revelado la verdad.

Comentarios


comentar capítulo
Dedicate a otra cosa. Lo tuyo no es la literatura.
Autor: anónimo  Email:   url:   fecha: 20/04/2006

¿A provocar planetoclasmos con rayos cavitacionales?
¿A superar mi recors de cuarenta y nueve bellas mujeres seducidas en apenas un mes?
¿A abofetear a impertinentes como tú?
Autor: anónimo  Email:   url:   fecha: 24/04/2006