relatos podcast
 inicio  nuevo relato  relatos  podcast  noticias  contactar  FAQ
 Suscripciones por RSS
podcast
Agregar a iTunes
 Relatos Nuevos

ver todos los relatos

Título Votos
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
 RACESRANK: runner, ayuda a otros corredores y a los organizadores de carreeras
 Licencia

Licencia de Creative Commons
aviso legal

relatame está desarrollado y mantenido por Alvaro Morala e Inés Adelaida Hidalgo (contactar)
política de privacidad

Las aventuras de Shavana


inicio relato -  relato completo -  versionear relato -  continuar relato

cap. 3 - Una china en la academia.


 << Cap. 2 |    | Cap. 4 >>   crear final alternativo -  votar:

  De como se fueron calentando las tertulias de Antonia, hasta que la cosa ARDIÓ.

autor: Towanda 
fecha: 07/06/2005 
valoración: 5.4   lecturas: 4605
final alternativo:
Libertad
escuchar:                                                   pon voz a este capítulo
 Towanda - 19/06/2005
  comentario del autor: no hay comentario del autor
No os he contado el ambiente de la academia, aquello era pijolandia, para que os hagais una idea: chavales de 11 años con Tarjeta Visa, con límites mensuales mayores que el sueldo de Shavana ... incluso ¡SIN LIMITE!
Y en la Disneylandia de los niños pijos, la única Grunje, va y la matricula nuestra protagonista.
Os cuento la última de las tertulias de Antonia: se celebró como siempre un lunes (después del fin de semana para que hubiera historias frescas que contar) entre relato y relato: que si pillamos una habitación en un hotel, que si se la chupé, que si me la mete, que si trío (Grosera ¿Yo? Ella era así de explícita, palabra de tertuliana, sino, de qué creeis que a estas alturas sé yo tanto, TANTO, de SEXO ¿?), que si un wisky, un ron y ... ¡ZAS! va la muy flipada y se saca del bolso una "china" del tamaño de un asteroide, justo al mismo tiempo que Shavana gritaba ¡A CLASSSSEEEEEE! Demasiado tarde, la habían visto y como los niños otra cosa serán, pero de tontos nada, esa misma tarde Shavana tuvo una cita en el despacho de la directora ¿Qué iba a decir? ¿Que era un ladrillo? (lo parecía, la verdad)
Tras muchas deliberaciones la dirección de la academia decidió silenciar el acontecimiento, no había manera de explicar una cosa así a los padres.
Se argumentó que el sistema de enseñanza no era apropiado para Antonia y se le invitó a abandonar la academia, sin contar nada a sus inocentes padres.
Por lo demás todo siguió como antes de la aparición de este personajillo, esto enseñó una cosa a Shavana: el corporativismo infantil; los niños conscientes de que aquello era un marrón, no dijero nada de nada, ningún padre reclamó, ni salimos en la prensa por corruptores, NADA.

Comentarios


comentar capítulo
Uhm, sí, sí muy sensual, pero bueno, me va más el morbo punk directo de "vas a limpiar el cuarto de baño con los pelos del sobaco enjabonados". De todas maneras... con esa vocecita quizás podríamos hacer un cameo rollo Santiago Segura de algún capitulillo, y quizás... podría surgir algo entre el dueño del ojete y la Towanda-Shavana ;-)
Autor: atuizquierda, no a la otra izquierda  Email:   url:   fecha: 29/06/2005