relatos podcast
 inicio  nuevo relato  relatos  podcast  noticias  contactar  FAQ
 Suscripciones por RSS
podcast
Agregar a iTunes
 Relatos Nuevos

ver todos los relatos

Título Votos
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
 RACESRANK: runner, ayuda a otros corredores y a los organizadores de carreeras
 Licencia

Licencia de Creative Commons
aviso legal

relatame está desarrollado y mantenido por Alvaro Morala e Inés Adelaida Hidalgo (contactar)
política de privacidad

secretaria


inicio relato -  relato completo -  versionear relato -  continuar relato

cap. 1 - la primera vez...


| Cap. 2 >>   crear final alternativo -  votar:

  Javier es un padre de familia, que trabaja en una oficina y lleva una vida normal hasta que conoce a Eva la secretaria del jefe, y lo que empieza por un furtivo romance acabará como una pesadilla para el

autor: anónimo 
fecha: 23/11/2005 
valoración: 4.9   lecturas: 4615
escuchar:                                                   pon voz a este capítulo
 Towanda - 04/02/2006
  comentario del autor: Anónimo continúa... esta historia me pone... (volveré)
7:30 am, decia el reloj al tiempo que emitía un molesto pitido, ya era hora de levantarse pensó pensó Javier y luchando con todas sus fuerzas contra el sueño se levantó e hizo lo de cada mañana, se duchó, se afeitó, preparó el desayuno y despertoó a los niños y a su mujer, desayunaron todos juntos y el dejó como siempre el desayuno a medias porque ya llegaba tarde, despues del atasco de siempre llegó jadeando a la oficina, ya es hora de que arreglen el maldito accensor, pensaba mientras caminaba hasta su mesa.
¡Monterde!, gritó una voz a su espalda, ¡vuelve usted a llegar tarde!.
lo siento ,es que los niños...
-ni niños ni hostias, como vuelvas a llegar tarde a la puta calle.
este que hablaba tan bien era el jefe,Espinas que le tenia enfilado para poder echarle.
se sentó y comenzó a trabajar cuando pasó por alli la secretaria del jefe, Eva, con su falda gris por encima de las rodillas, su camisa blanca abierta que hacia que se viera como sus pechos temblaban cuando andaba, sus labios carnosos pintados con un rojo brillante..., en fin que no pudo evitar una erección, y encima ella como si se diera cuenta le miró con sus ojos color miel y el se derritió, en realidad estó pasaba todos los dias, ella se paseaba por toda la oficina calentando al personal, pero esta vez algo cambió, Javier se levantó como hechizado y la siguió, no se daba cuenta ni de lo que hacia, hasta que al final se encontró detras de ella en la sala de fotocopiadoras, cerró la puerta y la miró, ella tambien le miraba sorprendida aunque visiblemente excitada. primero empezó el besandole en los labios, que estaban ardiendo y notó su lengua humeda, le tocó un pecho y empezó a desnudarla, al tiempo que ella lo hacia con el, la levantó en el aire y la puso sobre la fotocopiadora, hicieron el amor con pasión, incluso con violencia en algunos momentos, hasta que acabaron, se vistieron y cada uno se fue por su lado sin intercambiar una sola palabra.
Montado en el coche, de camino a casa iba pensando en lo que habia hecho, pensó en los niños y en su mujer y se sintio culpable, pero cuando pensaba en ella no podia evitar sentirse excitado, aquella noche no miró a los niños a la cara y no hizo el amor con su mujer, solo podia pensar en un nombre Eva

Comentarios


comentar capítulo
Cañero, cañero. Menudo comienzo. Si este es el comienzo no quiero ni imaginarme como continúa la historia. Bueno, bueno
Autor: anónimo  Email:   url:   fecha: 23/11/2005

me ha sorprendido volver ha esta página y ver la nota de mi relato, gracias por los comentarios y felicitarte por tu voz Towanda, intentaré seguir con el relato pero en realidad pensaba en que otro lo siguiera por mi...
Autor: anónimo  Email:   url:   fecha: 05/02/2006

Menuda cochinada, eres un perverso libidinoso, tus glandulas seminales no paran de trabajar, tus palabras rezuman sexo por todos sus poros bla, bla, bla.
No es cierto, me ha gustado el capítulo; por un momento me ha recordado al mejor Henry Miler en Sexus, o en Nexus, o en Plexus.
Bueno, tampoco exageremos. La verdad es que con Miller no tiene parecido alguno; a lo mejor con Barbara Cartland o con nuestra paisana Corín Tellado.
Por cierto, ¿sabes quien es ferviente admirador de Corín Tellado? Pues el peruano Vargas Llosa.
En fi, me voy a leer al gran Bukowsky. Él es sexo en estado químicamente puro.
Bruaauugggg
Autor: d.h.lawrence  Email:   url:   fecha: 07/02/2006