relatos podcast
 inicio  nuevo relato  relatos  podcast  noticias  contactar  FAQ
 Suscripciones por RSS
podcast
Agregar a iTunes
 Relatos Nuevos

ver todos los relatos

Título Votos
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
 RACESRANK: runner, ayuda a otros corredores y a los organizadores de carreeras
 Licencia

Licencia de Creative Commons
aviso legal

relatame está desarrollado y mantenido por Alvaro Morala e Inés Adelaida Hidalgo (contactar)
política de privacidad

yonkis


inicio relato -  relato completo -  versionear relato -  continuar relato

cap. 5 - La Edad Oscura


 << Cap. 4 |    | Cap. 6 >>   crear final alternativo -  votar:

  La vida como drogadicto no es más que un ciclo repetido una y más veces hasta que te cansas o se hace tan corto que se convierte en un punto invisible

autor: anónimo 
fecha: 11/05/2005 
valoración: 5.5   lecturas: 4612
escuchar:                                                   pon voz a este capítulo
 relatame relatos podcast y literatura - 27/05/2005
  Contacto: - http://www.relatame.com
  comentario del autor: no hay comentario del autor
Durante los primero meses (¿o fueron años?) esa plaza fué para mi el hogar donde siempre volvía. Mi estado seguía un ciclo sin fin pasando de colgado a pinchado, de pinchado a necesitado, a adinerado, a apalizado y robado,... Mi fuente de financiación eran las almas caritativas que donaban el contenido de sus carteras reblandecido su corazon al conocer mi necesidad representada por una hoja de ocho centímetros.
La verdad es que yo no tube la suerte de ser de familia como la 'Doctora', que realmente no lo era, pero si su padre, el cual al principio la proveía de dinero y pastillas (lo dejará, lo dejará), después le negó todo al conocer a su novio y más tarde le dejó la maleta en la puerta. Pero claro, como he dicho, al ser de familia y después de irse con su novio no se donde, volver y prostituirse (con la ayuda de su novio, claro) y finalmente dejarle, reapareció su papa, el buen doctor, y se la llevo de nuevo.
Pues, como iba diciendo, yo no era de nueva familia, y por supuesto de algo tenía que vivir. Y la profesión a la que me dedicaba (pide-pelas armado) no era del agrado de la policía y unos ciclos si y otros no aparecía en la cárcel y emulando a las monjas de clausura meditaba y meditaba. A las tantas de la mañana me despertaba pero no eran los maitines sino 'san mono' y mi dolor no era los látigos de arrepentimiento si no las palizas de mis 'amigos' mayores.
Por eso, quizás, no recuerdo mucho de esa época, mi memoria la esconde... o quizá fué borrada por mi adicción (de algo tenía que servir). Algún día si alguien me lo pide intentaré recordar pero de momento nada más diré de esa 'Edad Oscura' porque lo que quiero contar ocurre justo al principio de la 'Nueva Edad'...


Comentarios


comentar capítulo