relatos podcast
 inicio  nuevo relato  relatos  podcast  noticias  contactar  FAQ
 Suscripciones por RSS
podcast
Agregar a iTunes
 Relatos Nuevos

ver todos los relatos

Título Votos
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
 RACESRANK: runner, ayuda a otros corredores y a los organizadores de carreeras
 Licencia

Licencia de Creative Commons
aviso legal

relatame está desarrollado y mantenido por Alvaro Morala e Inés Adelaida Hidalgo (contactar)
política de privacidad

yonkis


inicio relato -  relato completo -  versionear relato -  continuar relato

cap. 6 - caballería y grúas


 << Cap. 5 |    | Cap. 7 >>   crear final alternativo -  votar:

  Viene la invasión de la caballería seguida de la de las grúas. Lo que no se sabe es quién manda sobre quién.

autor: Daniel 
fecha: 14/05/2005 
valoración: 5.6   lecturas: 4610
escuchar:                                                   pon voz a este capítulo
 relatame relatos podcast y literatura - 27/05/2005
  Contacto: - http://www.relatame.com
  comentario del autor: no hay comentario del autor
Llegaron al trote justo cuando Mafalda y yo nos despedíamos. Ese día mafalda no tubo clientes. Espero que fuera porque estubo toda la noche hablando conmigo y no porque ninguno le gustara. Tenía la esperanza que dejara su profesión, o lo que fuera, y se viniera conmigo (aunque mejor que estar conmigo era seguir ejerciendo).
Los intrusos llevaban caballos de dos y cuatro ruedas y con sus luces nos enceguecían pero no estábamos asustados. Ya habían venido otras veces aunque no tantos a la vez y sabíamos que podíamos ignorarlos. Solamente necesitabamos enseñar nuestro salvoconducto teniendo la precaución de no llevar ninguna mercancía encima. Una vez aplacada su ansia y en general sin ninguna recompensa, se íban poco a poco hasta su próxima visita. Pero esta vez era diferente, ahora iban a plantar su campamento en nuestro territorio. Era una invasión en toda regla.
En los mismos días de su asentamiento aparecieron también las grúas, se plantaron en el solar al lado de nuestra plazita y empezaron a crecer hasta convertirse en vigilantes de nuestras vidas. De día se movían inquietas llevando ladrillos, vigas, cemento,... de un lado a otro. De noche no se movían, descansaban y callaban, pero se que nos miraban.
Estabamos ante una invasión en toda regla.
La caballería cubría la colonización que estaban realizando las grúas y nosotros, desprevenidos, nos encontrabamos indefensos y sin un plan.



Comentarios


comentar capítulo
Se nota se siente la pasma está presente, lo has vivido ¿eh? Dani ¿dónde está es placita que quiero ir a buscarte?
Autor: Towanda  Email:   url:   fecha: 14/05/2005