relatos podcast
 inicio  nuevo relato  relatos  podcast  noticias  contactar  FAQ
 Suscripciones por RSS
podcast
Agregar a iTunes
 Relatos Nuevos

ver todos los relatos

Título Votos
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
podcast no valorado
relatos no valorado
 RACESRANK: runner, ayuda a otros corredores y a los organizadores de carreeras
 Licencia

Licencia de Creative Commons
aviso legal

relatame está desarrollado y mantenido por Alvaro Morala e Inés Adelaida Hidalgo (contactar)
política de privacidad

yonkis


inicio relato -  relato completo -  versionear relato -  continuar relato

cap. 9 - comienza el asedio


 << Cap. 8 |    | Cap. 10 >>   crear final alternativo -  votar:

  Nuestros invasores se ponen en acción. Las putas ya no serán su primer objetivo

autor: Daniel 
fecha: 11/06/2005 
valoración: 5.7   lecturas: 4607
escuchar:                                                   pon voz a este capítulo
 relatame relatos podcast y literatura - 01/08/2005
  Contacto: - http://www.relatame.com
  comentario del autor:
Las cabezas que idearon la invasión de nuestro territorio no se conformaron con plantar sus posaderas en nuestras casas. Una vez situadas sus bases comenzaron las hostilidades con el inicio de un asedio económico. Su objetivo fueron las prostitutas.
Os cuento... resulta que los clientes generalmente llegaban en sus coches. Entraban por una calle y empezaban a dar vueltas alrededor de la plaza seleccionando el producto deseado y preguntaban el precio - hola guapa, ¿cuánto por una mamada? - la misma pregunta hasta que el precio y el producto eran adecuados. A veces daban una vuelta y era suficiente, otras veces daban dos, tres,... la decisión era difícil, jodidamente difícil.
Los generalillos fueron inteligentes, y por las noches bloqueaban las calles de entrada con vallas prohibiendo el acceso. Ahora los clientas ya no llegaban como antes: solo de día y con un ojo en su deseo y otro en su excusa. Por eso casi todas las putas se fueron exiliando, unas a las fronteras de la plaza y otras cerca del parque de atracciones (lo suyo, como una más).
Y nosotros nos seguíamos conformando (yo más, con Mafalda a mi lado y adicta solo a mi).

Comentarios


comentar capítulo